¿Estás pensando en convertirte en un emprendedor social?

publicado en: Artículos Interesantes | 0

Probablemente ya has identificado un área particular en tu comunidad, o en todo tu país, que te hace sentir que poniéndole un poco más de atención y utilizando mejor algunos de los recursos con los que cuentan, todos en tu comunidad pudieran mejorar su condición de vida, por ejemplo.

Hasta cierto punto, nosotros en Empresa Millonaria y conversando con muchos de nuestros entrevistados dueños de negocios hemos albergado sentimientos similares a los tuyos.

Quizá ya tengas una idea rondando en tu cabeza y crees que tú puedes emprenderla de alguna manera para así comenzar a aportar mejores alternativas a las tantas condiciones desventajosas que tu comunidad presenta.
!Es grandioso que te esté pasando!

Cualquiera que sea el motivo, cualquiera que sean los recursos con los que cuentes e incluso afrontando muchas de las situaciones difíciles que puedas estar viviendo, si tienes el deseo genuino de marcar una diferencia, sí puedes emprender aún bajo esas circunstancias. Sí puedes llegar a convertirte en unos de los tantos millones de personas que con los pensamientos similares al tuyo han sido capaces de movilizar grupos de muchos otros, de compartir interesess similares abiertamente con ellos, y de buscar el apoyo apropiado en la gente con los conocimientos necesarios que necesitan para llevar efectivamente a cabo planes de mejoría en sus sociedades y en su ambiente.

Enfocarse en proyectos que influyen positivamente en la conducta de los ciudadanos, en el estilo de vida de los vecinos, y en las tomas de decisiones administrativas en las empresas de diferentes localidades, es una ardua labor en la que trabajan muchos de estos emprendedores sociales hoy en día. Y aunque todo esto pareciera mostrarnos un panorama desafiante, no lo percibas como una razón para desanimarte a seguir ponderando cómo utilizar tus habilidades para llevar a cabo lo que piensas y así lograr emprender en un proyecto que no tan solo mejorará las condiciones de vida en tu hogar, sino también en todo tu alrededor. El emprendimiento social es un tema maravilloso el cuál te animamos a seguir investigando, aprendiendo y preparándote en mayor profundidad. Este artículo puede que sea un abrebocas para lo que deseas encontrar, pero es un artículo práctico, fundamental y de gran utilidad – ya verás.

Pero realmente ¿qué es el emprendimiento social? Y ¿cómo tú puedes saber si la ayuda que aportas o quieres aportar a tu comunidad, ambiente o cultura, te definen como un emprendedor social?

Interesantes preguntas ¿verdad? Las respuestas son meramente sencillas.
me-he-convertido-y-quiero-ser-un-emprendedor-social-latam

El emprendimiento social es un movimiento global que sigue creciendo a pasos rápidos y con excelentes resultados. Realmente, este tipo de emprendimiento es algo en el que no solamente participan las empresas más importantes a nivel mundial, o las universidades más reconocidas, o incluso las organizaciones con mayor número de empleados o voluntariado. No! Hoy en día, este movimiento global está siendo apoyado por todo tipo de organizaciones y agrupaciones conformadas por individuos con un objetivo en común: Quieren y desean solventar, detener o controlar, algún problema social que afecta a su gente, su cultura o su ambiente.

El emprendimiento social se ha ido integrando a nuestros estilos de vida y a nuestras culturas hasta tal punto que se ha convertido en un modelo de negocio ajustable a nuestras condiciones en general. Siempre han existido personas unidas y abogando por un fín comunmente llamándolas activistas o agentes de causas. Igualmente, muchas otras personas se encontraban confundidas a la hora de crear y diferenciar sus organizaciones y establecerlas bajo una estructura que apoyara su crecimiento positivamente. Algunos emprendedores querían ayudar en problemas sociales particulares pero igualmente deseaban poner en práctica tantos conocimientos, técnicas y mucho más que habían aprendido en sus estudios de negocios y trabajos (las finanzas, incluyendo temas sobre ganancias en inversiones, jugaban un rol determinante), creando así con ello esta famosa dicotomía de la que comunmente escuchabamos hablar: “¿Soy un negocio con fines de lucro o una organización sin fines de lucro? (osea, ¿veo a mi organización como una caridad?)” Y en muchos de estos casos, incluso cuando aún se reconocía la necesidad por éstas personas para que actuaran en pro de ciertas causas, estaba en duda y se generaba un dilemma en base al impacto y uso de algunos enfoques emprendedores – se presentan stigmas cuando nos referimos a causas sociales, ventas, y ganancias. Concebir la idea de un proyecto de causa social fundamentado con grandes ventas y con visiones de escalabilidad e inversión financiera podía ser fácilmente desacreditable y cuestionable. Ya esta confusión se ha ido aclarando. Ya las perspectivas en este entorno son mucho más amplias.

Si analizamos la respueta que nos ofrecen reconocidas organizaciones e igualmente leemos lo que en Internet encontramos en relación a este tema, y que ha sido avalado por muchos profesionales, vemos lo siguiente:
El Emprendimiento Social es el intento de recurrir a técnicas de negocios y enfoques del sector privado para encontrar soluciones a los problemas sociales, culturales o ambientales – tomado de wikipedia, y la fundación schwab (organización y plataforma del emprendimiento social mundial).

Con el emprendimiento social de ahora tú cuentas con una mejor y amplia perspectiva en relación al tema de emprender mientras ayudas a mejorar tu país. Por ejemplo, puedes conectarte con más organizaciones (como incubadoras, oficinas de gobierno, y startups) para establecer y llevar a cabo planes mejor fundamentados. Así mismo, puedes tomar clases o cursos en universidades, escuela e intituciones en línea justamente en el tema que tú quieras profundizar. Ahora cuentas con consultorías, asesorías y programas más detallados y diseñados para darte el apoyo directo y efectivo para tu caso. No olvides que al igual que tú, hay muchas personas con grandes ideas de proyectos en las cuales tú también pudieras participar y crear grupos con los cuales compartir lo que tienes en mente. Un punto clave aquí es conectarte, participar e interactuar con personas con intereses afines.

En el emprendimiento social de hoy no necesitas crear y dirigir una caridad para poder servir a causas en tu comunidad. No necesitas tener una gran empresa con muchas ventas iniciales para poner en práctica métodos y técnicas que te permitan innovar en lo que haces. Debes tener presente que la innovación es un factor crítico en el emprendimiento social y toma lugar, por ejemplo, desde la creación de nuevos productos, la mejoría de un servicio, hasta incluso en la actualización del modelo de negocio a la hora de formar y dirigir grupos de personas para que lleven a cabo los planes efectivamente. ¿Estás pensando en ideas que impacten el área de la educación, que mejore el sistema de salud, que propicie el empleo o que mantenga activo a nuestras comunidades jovenes? Bien, porque emprender socialmente requiere de 4 características comunes que es necesario que aprendes y emplees. Estas 4 características te permitirán definir claramente si tu proyecto a emprender se encuentra dentro de los emprendimientos sociales:

  • La Innovación: Ya hemos mencionado de ello en parte. Pero toquemos más en detalle qué realmente involucra la innovación social. Esto no quiere decir que inventamos algo y ya, se lo damos a la gente para que lo use. No es así. Implica que creamos o cambiamos productos, servicios y organizaciones con la intención de afectar como las cosas están pasando y generar resultados positivos. Implica igualmente identificar cómo vamos a abordar y afectar la conducta de la gente para que haga uso de ello (generalmente la prioridad son personas con mayores desventajas, la gente pobre), definir el modelo de negocio que va a permitir que este invento o cambio se sostenga por un buen tiempo(se pague, se venda y se mantenga en producción), y algo muy importante también, propiciar la escalabilidad de esa innovación (es decir, saber cómo distribuirlo e impulsarlo dentro de mayores grupos de personas posible y en las poblaciones más vulnerables). Todo ello presenta faces en donde jugar con la creatividad y el cambio paulatinamente es muy frecuente.
  • Las Prácticas de negocios: Como todo proyecto de emprendimiento y de negocios, hacer que tu proyecto social cree un gran impacto, requiere que tú hagas uso de lo que todo negocio convencional hace uso. Estudiar y abordar mercados, aplicar estrategias de negocios en las diferentes areas dentro y fuera de la organización, trabajar con todos los departamentos y o canales necesarios que generen ventas e ingresos de productos y servicios, comercializar estos productos y servicios, hacer entrega de ellos, llevar la contabilidad, tener auditorías, hacer mediciones constantes de resultados, y muchísimas otras actividades más, reflejan simplemente el día a día de cualquier empresa. Y son estas mismas actividades las que están presentes y en constante análisis y evolución dentro de los emprendimientos sociales.
  • La aceptación abierta al constante aprendizaje: En el emprendimientos social, prepararse contínuamente, poner en práctica pruebas de métodos y nuevas técnicas, al igual que aceptar y presentar diseños para debates repetitivos, son parte de todo este proceso de aprendizaje. La principal intención es reconocer que aunque se busca mejorar una idea que creemos va a aliviar las situaciones afectadas por la pobreza en la comunidad o en el ambiente en que vivimos, debemos ir más alla de tan solo generar y poner a andar una idea. Tú tienes que aceptar abiertamente que para mayores y mejores impactos, y con mayor rapidéz y eficacia, debes probar ideas, refinar los muchos conceptos que vienen a tu cabeza, mover todos los recursos necesarios y disponibles, y crear alianzas o asociaciones con personas u otras organizaciones que son necesarias para que tu modelo de negocio escale. Y algo a mantener en mente siempre es que debes buscar mejorar lo que haces a través de técnicas de mediciones precisas y con la capacidad de incorporar los mejores feedbacks que recibas.
  • La cualidad de regirse por valores: Viendo varios videos de entrevistas realizados a emprendedores sociales a nivel mundial, la fundación schwab presenta un reporte excelente con valores elementales y comunes en este tipo de emprendedores.
    “Los valores son dignidad, acceso a la oportunidad, transparencia, responsabilidad, equidad, y empoderamiento. Ellos son apasionados al problema que tratan de solventar y mantienen su misión social enfocada a medida que escalan el impacto”.

Como has podido notar, la definición de este tipo de emprendimiendo es mucho más abierta y clara en comparación a lo que entendíamos sobre la programación y administración de proyectos sociales en épocas anteriores. Si investigas y estudias con mucha más cautela sobre este tema, podrás darte cuenta que este movimiento de emprendimiento con sus perspectivas, se presenta totalmente inclusivo y atractivo para todo aquel ser humano que, sin importar su condicion económica, experiencial y profesional, desea crear empresas y organizaciones consciente de mejorar su entorno y sentir satisfacción al verse participe en estos procesos.

Escríbenos en el área de comentarios abajo sobre alguna inquietud en particular acerca del proyecto que deseas llevar, o sobre lo que te hace falta para llevar a cabo tu emprendimiento social. Y si ya emprendiste tu proyecto, !Fabuloso! cuéntanos una de tus mejores satifacciones hasta ahora.

Artículos Relacionados

Contagiemos a otros a hacer lo bueno. Comparte este artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

Escribe tu comentario aquí...