La mejor estrategia para mantener y crecer tu negocio.

publicado en: Artículos Interesantes | 0

¿Quieres la mejor estrategia para hacer crecer tu negocio? Honestamente, ¡enfócate en el buen servicio al cliente!

Los temas de la empresas familiares, los pequeños negocios y el maravilloso emprendimiento de tantas personas valiosas en nuestras comunidades en América Latina forman parte de lo que me apasiona hoy día. Y es esta misma pasión la que en gran medida me ha permitido disfrutar de cerca y observar con más detenimiento lo que realmente va envolviendo la administración de un buen negocio, la dirección de un proyecto con una visión futurista, e incluso la integración de personas para conformar equipos efectivos en las grandes empresas, en un negocio con un amigo ó incluso con la misma familia. Y quiero compartirles algo que considero es la mejor estrategia que cualquier negocio que se emprenda en Perú, Ecuador, Venezuela, Panamá, Colombia, u otro país del norte, sur o centro de América puede beneficiarse desde un principio: Enfóquese en el buen servicio al cliente.
buen-servicio-cliente-negocio-con-exito-y-futuro

Como orgullosa Latina, y vocera de nuestros grandes logros, ideas, emprendimientos y valor familiar, no hay nada que me enorgullezca tanto como cuando escucho hablar sobre la calidéz de nuestra gente. Es que somos cultura. Somos voces. Somos gente abierta por naturaleza con un corazón que quiere confiar, y queremos que se sienta de nosotros esa confianza. Bueno, la mayoría así lo creemos – y eso, ni tú ni yo podemos negarlo. Sin embargo, desde el punto de vista de los negocios, a esa misma cultura y calidéz humana no se le está canalizando como deberíamos. Hay algo que debemos hacer con frecuencia para seguir, no solo manteniendo buenos negocios, sino también, mejorando comunidades a nuestro alrededor: debemos medir y valorar el servicio al cliente frecuentemente – y si no sabemos cómo, hay que aprender. Un tema tan repetido como es el servicio al cliente es poco tomado en consideración por emprendedores, o lo que es peor, algunos creen que es tema para las empresas grandes. Pero detente un momento y escucha a tu alrededor, y frases como las siguientes son tan comúnes, “la situacion económica del país está deprimente”, “la verdad que mi jefe no hace nada”, “no soporto el estrés”, “no veo la hora de irme a mi casa”, y todos estos comentarios generalmente van seguidos de publicaciones a facebook o mensajes de textos; los teléfonos no paran de recibir mensajes todo el día que incluso parecemos no saber distinguir situaciones de urgencia, importancia o casualidad; claro está, los clientes siguen esperando por su tiempo para ser atendidos.

¿Realmente quieres tener éxito en tu negocio sin importar el tipo de industria en la que trabajas o el tamaño de tu organización? Entonces, presta atención a lo siguiente. Éstas ideas servirán de base para ayudarte a cuidar a tus clientes (y atraer potenciales) ya que son ellos quienes le dan existencia a tu negocio – de lo contrario, otro negocio los cuidará. Recuerda la famosa frase, “Sin clientes, no hay negocio“.

Planea y define las pautas de lo que debe ser e incluir el servicio y la atención al cliente en tu negocio.

Observa todo lo que esté en tu entorno en relación a las comunicaciones con tu clientes, la atención y entrega del servicio en general, al seguimiento de sus compras, a la promoción de productos, a las relaciones y comportamientos de tus empleados dentro de la empresa, y tomando cada detalle de inmenso interés escribe un listado de lo que engloba tu nuevo plan, y, sobre todo, recuerda incluir cómo esperas medir periódicamente la satisfacción de tus clientes.

Educa a tu personal a tiempo y eficázmente.

Con un plan diseñado tomando en cuenta la situación real de tu negocio, y comparándolo con la visión que tienes del mismo, es mucho más facil transmitir los objetivos del servicio al cliente dentro de tu organización. Tus empleados y terceros pueden fácilmente llegar a entender y adaptarse a lo que define la cultura de tu organización. Tus empleados se sentirán más conformes y libres al reconocer lo que deben mejorar e incluso más seguros a la hora de tomar decisiones ligeras y prontas en pro de ayuda a otros empleados o clientes ante situaciones incómodas.

Escucha a tus clientes e improvisa

A cada cliente se le ha enseñado que es único, y como tal desea que su experiencia en tu negocio lo sea también. Reconociendo esto de antemano, busca crear un medio o sistema para escuchar lo que tus clientes desean compartir, sugerir o cuestionar sobre tu empresa. Aprende y familiarízate con los medios que ellos utilicen con frecuencia para comunicarse, porque aunque estés o no de acuerdo, los clientes siempre hablan de las experiencias en sus compras y tú no querrás ser el último en saber las de tus clientes. Aunque sientas que en tu negocio tienen y siguen un plan con las pautas perfectas para interactuar con los clientes, habrá momentos cuando improvisar para satisfacer es la mejor solución.

Estas 3 ideas son tan solo algunas de las tantas que se pueden emplear en el servicio al cliente. Realmente atraer y mantener clientes involucra más que tan solo una sonrisa y un “¿hay algo más en lo que pueda ayudarle hoy?”

La diferencia de muchos dueños de negocios con éxito yace en saber distinguir lo que es mejor para la empresa en las diferentes situaciones y en los momentos oportunos. No necesitas reinventar la rueda, tú puedes hacer lo mismo; aplica lo que va acorde con tu negocio, realza la cultura y la imagen del mismo, y apoya a tu equipo de trabajo animándoles a seguir utilizando métodos y técnicas claras, genuinas y cómodas para con su personalidad.

Y ahora te pregunto a tí como consumidor, ¿cuáles son 2 cosas que generalmente esperas de la gente que te atiende? y ¿qué haces cuando no lo recibes? déjame tu respuesta abajo en el area de comentarios.

Artículos Relacionados

Contagiemos a otros a hacer lo bueno. Comparte este artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

Escribe tu comentario aquí...

Dejar una opinión