¿Qué puedo hacer para resolver los conflictos con mi hermano en nuestro negocio?

Sin importar el tamaño de nuestro negocio, siempre va a ver algo que va a ser inevitable: el conflicto. Hay conflictos que son ocasionados por cualquier cosa, por internas o externas participaciones de personas con influencia, e incluso conflictos por no haber tomado pequeñas y rápidas decisiones que pudieron haberlo evitado.
Por el motivo que haya sido, hay momentos en donde nos encontramos en un desbalance total porque estamos muy en desacuerdo con cosas que están haciendo nuestros hermanos en el negocio. Tememos incluso al momento en donde sabemos que tenemos que afrontar lo que pasa y buscar las soluciones. Nos abruma el pensar en conseguir las acciones correctas que propiciarán la continuidad y el avance del negocio al igual que permitirán el desarrollo de los miembros dueños del mismo.

¿Te encuentras en la misma situación? ¡pues anímate a verlo con tu mejor posición! porque si de algo habrías que preocuparte es por el caso de nunca presentar conflictos en los negocios y con las personas involucradas en el.

Muchos profesionales en el área de empresa familiar, luego de notar situaciones como estas, haber estudios muchos casos particulares y asesorado con estratégias que pueden ayudar a pasar esta fase positivamente, llegan a la conclusión de que aunque cada empresa es única, donde más radica el problema no es en el conflicto como tal sino en cómo los miembros del negocio enfrentan los desacuerdos – Y lo peor que se puede hacer es quedarse callado a los hechos pensando en mantener a la familia felíz.

Aquí te presentamos 3 maneras claves que pueden ayudarte a preparar el camino para la mejor solución.

Empatiza con tu hermano:

Estar molesto hace difícil el sentir y pensar en el por qué nuestros hermanos actúan y hacen lo que hacen. Ponte en sus piés un momento, trata de entenderlo, y realmente escúchalo. Pronto verás que se te presentan ideas o formas de ver las cosas que no ponderastes anteriormente.

Dale información útil:

Sé claro, oportuno, y sobre todo realista con lo que dices y muestras. Presenta el conflicto lo más sencillo posible cerciorándote que presentas lo que crees son las fallas pero igualmente expresando lo que se ha hecho bien. Todo cuanto digan, compartan, comparen, aporten como sugerencias y que hablen abiertamente es con deseos de poder orientar las mejorías para el presente y el futuro.

Y por último queremos compartirte la manera que engloba todo en un proceso un tanto más formal pero tan esencial para el negocio, para el bienestar de uds los miembros, y para el refuerzo de los lazos familiares.

Mantén Consejos de Familia:

Son reuniones claramente definidas y planeadas continuamente con el objeto de presentar inquietudes, establecer las reglas de participación y respeto al negocio, al igual que buscar las soluciones a conflictos o disipar un tanto los desacuerdos. Lo ideal es que aprendas a coordinar y dirigir junto con tu hermano estos momentos de Consejo de Familia. De esta manera el foro o reunión toma tanto la formalidad como el valor crítico que éste realmente ofrece. Haz que cada Consejo de Familia o reunión tenga una función efectiva al iniciarlas con los objetivos bien definidos y terminarlas con pasos o estratégias a aplicar.

Conflictos y más conflictos, no dejaremos de tenerlos en ningún campo que envuelva la interacción con otras personas.
No los escondas, no permitas que el mal momento se apodere del balance en tu negocio y afecte las relaciones en tu familia. Déjanos saber que te sigue abrumando o cómo lo vas solventado.

Artículos Relacionados

Contagiemos a otros a hacer lo bueno. Comparte este artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

Escribe tu comentario aquí...

Dejar una opinión